EDUCACION HUMANISTA


El humanismo renacentista se desarrolla en un marco de tiempo que aproximadamente se extiende desde la segunda mitad del siglo XIV hasta finales del siglo XV. Para Italia y en general para Europa, este es un periodo de extraordinaria aceleración histórica en la que los acontecimientos suceden al ritmo vertiginoso, produciendo radicales transformaciones políticos y espirituales.

El humanismo constituye una ruptura neta con respecto a la época medieval o si es la culminación de temáticas filosófica, religiosas, sociales, económicas etc.;  que ya habían surgido en el Medioevo tardío. En efecto, todas las grandes figuras humanistas perciben que el tiempo que les ha tocado vivir es especial: un tiempo en el que la humanidad, luego de largos sueños de barbarie del Medioevo, retorna sus orígenes, pasa a través de un renacimiento entendido según la tradición mística, es decir, un segundo nacimiento, una renovación total que le permite recobrar la fuerza, el ímpetu que solo es posible encontrar el principio.





  •           Actitudes y mentalidades de la época
  •           Ataques violentos soportados por el hasta entonces venerado      “principio de autoridad”.
  •           Ataques igualmente acervos contra Aristóteles, indiscutible “maestro de aquellos que saben”.
  •           Valoración del sentido de concreción, infravalorando los estudios demasiado abstractos.
  •           Se destaca al individuo, en contraposición al corporativismo propio  de la edad media.” El hombre, como individuo, quiere afirmarse árbitro del mundo y de propio destino”.
  •          Búsqueda del laicismo o liberación de cualquier postura de tipo teológico  confesional o religioso.


·     El humanismo como fundamento histórico y social

El instrumento por excelencia de la educación humanista es la historia de la humanidad. Habremos de darle el lugar que le corresponde; no se estudia historia de la humanidad en dos o tres horas semanales: se hace historia cada vez que se evoca un aspecto, un momento del caminar humano. Pero para que este acercamiento sea posible es necesario el manejo cabal y creativo de la lengua y de los distintos lenguajes en que nos expresamos y nos hemos expresado a través de todo nuestro camino humano: oral, escrito, matemático, corporal, musical, plástico. La maestría de los lenguajes ha de ser no solo un objetivo de la educación humanista, sino que su primer objetivo. No apunta la educación humanista, ni puede apuntar, a “enseñar” datos, hechos, ciencias o matemáticas, sino que al logro de una gozosa, personalizada y creativa maestría de los lenguajes, empezando por la lectura y escritura de la lengua materna. Sabemos que al término de nuestra educación primaria los niños no suelen adquirir esta maestría, y sabemos también que esta falla no es solamente propia de nuestros países en desarrollo; hay países del “primer mundo” que se quejan de lo mismo.







El humanismo pedagógico en Alemania

Influencia pedagógica de los Jerónimos

La corriente humanista nacida en Italia prendió pronto en Alemania favoreció por varias razones entre las que sobresalen el descubrimiento reciente de la imprenta y la fundación  de la orden de los jerónimos.
El humanista alemán se halla bajo el signo del concepto pedagógico de la elocuencia romana, esto es la fuerza de expresión en el lenguaje y la sabiduría humana para deleita, y persuadir al interlocutor  a realizar la virtud y la bondad.

La instrucción impartida por estos religiosos contenía los grados elemental y superior. En el primero se incluía  lectura, escritura y cálculo muy elemental. En el grado superior se transmitían conocimientos de humanidades, ciencias y otros contenidos considerados de utilidad para ulteriores coyunturas de la vida.la finalidad principal de todos estos estudios era la de servir dignamente a un fiel cristianismo.



La enseñanza se organizo en diferentes secciones que llegaron a ser ocho o más en algunas escuelas. En cada sección había un maestro, dependiendo todos de un sector o inspector de clases. El paso de una a otra sección requería haber superado unos determinados niveles.


Representantes











Rasgos que debe tomar un humanista 
  •       Ser un maestro interesado en el alumno como persona total.
  •       Procurar estar abierto a nuevas formas de enseñanza.
  •       Fomentar el espíritu cooperativo.
  •       Ser auténtico y genuino ante los alumnos.
  •       Intentar comprender a sus alumnos, poniéndose en su lugar (empatía) y ser sensible a sus percepciones y sentimientos. 
  •       Rechazar las posturas autoritarias y egocéntricas. 
  •       Poner a disposición de los alumnos sus conocimientos y experiencias y que cuando lo requieran puedan contar con ellos.

Línea del tiempo




HUMANISMO SEGÚN CARL ROGERS

Carl Rogers es quien más ha analizado el
concepto de aprendizaje y dice que el alumno desarrollará su aprendizaje cuando llegue a ser significativo y esto sucede cuando se involucra a la persona como totalidad, incluyendo sus procesos afectivos y cognitivos, y se desarrolla en forma experimental. Es importante que el alumno considere el tema a tratar como algo importante para sus objetivos personales. El aprendizaje es mejor si se promueve como participativo, en el que el alumno decida, mueva sus propios recursos y se responsabilice de lo que va a aprender. También es importante promover un ambiente de respeto, comprensión y apoyo para los alumnos, y sugiere Rogers que el profesor no utilice recetas estereotipadas sino que actúe de manera innovadora y así sea él mismo.






  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS
Read Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada